¿Cómo regar nuestras Plantas de Marihuana?

¿Quieres cultivar plantas de marihuana? Pero ¿no tienes ideas de cómo hacerlo? En especial, porque, aunque las riegues todo el tiempo ¿siempre terminan muertas o enfermas?

Bueno, hoy vamos a acabar con tus angustias, diciéndote cómo regar correctamente las plantas de marihuana y sobre todo: mostrándote diversos y muy eficientes sistemas de riego, que desde ya puedes consultar en Weeds.

¡Comencemos!

Trucos para regar correctamente nuestras plantas de marihuana

#1 El tamaño de la planta es vital.

No puedes regar a una planta de 15 centímetros con la misma cantidad de agua que a una que apenas empieza a salir. Así que graba lo siguiente: a mayor tamaño, mayor cantidad de agua, a menor tamaño, menos cantidad de agua.

#2 Comprueba que haya bebido del agua.

Suena extraño ¿cierto? Pero es muy sencillo y no es cómo siempre te has acostumbrado. Sabes si una planta se bebió el agua no depende de qué tan seca esté la tierra arriba, sino de su peso.

Como lo normal en las plantas de marihuana es que inicien en una maceta, sólo tienes que comprobar el peso de la ésta antes de añadirle el agua, después de añadida y luego, cuando la vuelvas a levantar y veas que está tan ligera como cuando no la habías regado.

Ahí sabrás que es momento de volver a regarla.

#3 El tamaño de la maceta.

La cantidad de plantas en una maceta y la capacidad de ésta te dirán también cuánto de agua debe tener al día. Por ejemplo, en una maceta de 3L, la cantidad de agua debe ser poco menos de medio litro.

#4 Es necesario entrenar a tus plantas de marihuana.

Sí, así como lo lees. Las plantas son inteligentes y si quieres que crezcan sanas debes enseñarlas a beber un mínimo de agua diario. Por ejemplo, se inicia con medio vaso diario cuando la planta esté lista para ser trasplantada. Si el agua se te acumula, espera a que la planta se la beba y luego inicia de nuevo.

Aunque al principio puede tardar, la planta se acostumbrará.

#5 Un extra.

No te dejes llevar por el hecho de que la tierra esté seca, recuerda esto: las raíces de las plantas de marihuana casi siempre están a partir de la mitad de la maceta.

Lo que significa que tener la tierra húmeda en la superficie no significa, ni por asomo, que la planta esté hidratada, ya que es probable que no les llegue agua a las raíces. Guíate por el peso ¡es el truco!

¿Y qué sistemas de riego son eficientes?

Te hablaremos de dos, pero si quieres revisar otros, por cuestiones de costo o de cantidad de plantas (no es lo mismo regar una sola que diez), puedes consultar aquí.

Bomba Aquaking HX4500: diseñada para cultivos relativamente grandes, pues tiene una capacidad de enviar hasta 2000 litros por hora, definitivamente mantendrá tus plantas hidratadas.

Acople Rápido Hembra para Manguera ½: si lo que quieres es regar una plantación pequeña, de unas diez o quince plantas, este acople hará de tu manguera la mejor herramienta de riego.

¡Y hemos llegado al final! ¿qué te ha parecido? Ahora que ya sabes cómo regar tus plantas de marihuana ¿qué estás esperando? ¡empieza ya y cuéntanos tus resultados!

Deja tu comentario